Tratamiento de desinfección de H20 con Ozono.

El agua es una sustancia necesaria y vital para los seres vivos, sin embargo, el agua también es uno de los mayores vectores de transmisión de enfermedades y agentes patógenos por lo cual es de suma importancia un control exhaustivo, así como un correcto tratamiento de desinfección que elimine cualquier tipo de riesgo asociado a la ingesta de agua, sin cambiar sustancialmente la cualidad de ser insípida, inodora e incolora.

A continuación, le presentamos una excelente alternativa para convertir el agua corriente en apta para su consumo a través de la purificación mediante Ozono.

Beneficios de la ozonificación

El crecimiento demográfico, así como el incesante avance del desarrollo han generado que los diferentes afluentes de agua dulce que han dotado durante años a la red de agua potable que llega a nuestros hogares sean hoy en día grandes incubadoras de diferentes patologías que han afectado y siguen afectando a gran parte de la población.

Siempre se ha buscado la manera de disminuir al mínimo estos efectos negativos haciéndola lo más apta posible para el consumo humano. El elemento más empleado para la desinfección del agua siempre ha sido el cloro, sin embargo, estudios científicos han demostrado que existe un elemento que presenta mejores propiedades de desinfección sin los efectos secundarios del cloro.

El Ozono es un potente oxidante que presenta una oxidación mucho mayor que la del cloro y a diferencia de esta, los cambios generados en las propiedades del agua, como el olor y sabor entre otros, es nula. Este poderoso elemento, además, no deja residuos ni subproductos colaterales.

Ozono, el biocida ideal.

Entre las diferentes ventajas que presenta el Ozono a la hora de purificar agua para consumo pueden resaltarse las siguientes:

Efectivo ante una amplia gama de microorganismos: Gracias a su alto nivel oxidación, este sistema elimina a casi el 99, 9% de los microorganismos contaminantes presentes en el agua a tratar, sin discriminación alguna.

Acción efectiva a bajas concentraciones: Sus componentes oxidantes hacen posible lograr grandes resultados con una baja aplicación, evitando cualquier tipo de alteración en el Ph del agua tratada.

Baja persistencia: Al ser mezclada con el agua al momento de su “producción” el Ozono aplicado se disuelve fácilmente, evitando cualquier tipo de residuo en el agua consumida.

Facilidad y seguridad de manejo y transporte: Al estar disuelto en agua, el Ozono, cuyo estado gaseoso puede resultar nocivo, es seguro y no presenta ningún tipo de riesgo para la salud, ni al contacto, ni en el consumo. El Ozono.

Bajo costo: El ozono se genera a partir del oxígeno del aire y luego de ser solubilizado en el agua, tiende a volver a su estado natural dejando un agua desinfectada y con una alta concentración de oxígeno lo que convierte esta tecnología en un sistema seguro, económico y de fácil acceso para la población.

AQUAKIT utiliza tecnología de Ozono para garantizar que el agua que ingerimos esté libre de bacterias y microorganismos dañinos a la salud humana.

El ozono actúa sobre la pared celular del microorganismo degradándola, lo que crea un “agujero” por el que pierde su fluido celular. La desinfección mediante ozono se denomina bacteriólisis. La eliminación de microorganismos con ozono no produce resistencias debido a que su mecanismo de acción se basa en la ruptura de la pared celular. Se ha determinado que se necesitan solo 0,2 ppm de ozono durante 5 minutos para eliminar el 99.9% de microorganismos presentes en el agua.

El ozono presenta diversas ventajas, no sólo químicas sino también operativas:

Tiene una velocidad de desinfección 600 veces superior al cloro.

Elimina eficientemente bacterias, micobacterias, virus y endotoxinas, sin dejar productos indeseados como los trihalometanos*.

Evita los manipuleos riesgosos de otros productos químicos.

No requiere cálculos o maniobras de dilución.

Elimina el sabor y olor del agua.

Elimina el parasito Cryptosporidium que generalmente elude los tratamientos convencionales.

*Los trihalometanos (THMs) son compuestos químicos volátiles que se generan durante el proceso de potabilización del agua por la reacción de la materia orgánica, aún no tratada, con el cloro utilizado para desinfectar. Muchos trihalometanos son considerados peligrosos para la salud y el medio ambiente e incluso carcinógenos.

Para el tratamiento de agua de consumo con ozono, instalamos generadores de ozono totalmente adaptables a tanques de almacenamiento de agua para consumo humano. El equipo es controlado por un sistema automático que inyecta ozono y mejora las propiedades microbiológicas del agua. El equipo modular es de fácil instalación, automatizado, de bajo consumo energético y mínimo mantenimiento. Además, no genera altos niveles de ruido, malos olores ni residuos tóxicos.

Para conocer más sobre nuestro sistema de Tratamiento para Consumo Humano mediante Ozono puede ponerse en contacto con nosotros y mantenerse al tanto de nuestra Fan Page para mayor información.

Deja una respuesta

Your email address will not be published. Required fields are marked (required)