Etiqueta: agua

Aprenda a combatir agroquímicos con Ozono

Los agroquímicos son, como su nombre lo indica, sustancias químicas de producción sintética que son empleados tradicionalmente en la actividad agrícola con el fin de disminuir, controlar o erradicar una plaga o cualquier otro organismo patógeno en plantaciones o cultivos, entre las que pueden incluirse los diferentes tipos de fertilizantes químicos conocidas también como fitohormonas […]

Los agroquímicos son, como su nombre lo indica, sustancias químicas de producción sintética que son empleados tradicionalmente en la actividad agrícola con el fin de disminuir, controlar o erradicar una plaga o cualquier otro organismo patógeno en plantaciones o cultivos, entre las que pueden incluirse los diferentes tipos de fertilizantes químicos conocidas también como fitohormonas o fito-reguladores, al igual que las llamadas sustancias fitosanitarias como herbicidas, insecticidas o fungicidas.

Sin embargo, a pesar de que la aplicación de la agroquímica ha producido grandes avances en la productividad agrícola, lo que la mayoría de la población desconoce o ignora, son las graves consecuencias que su uso genera tanto en la salud como en el medio ambiente.

Si bien existe una incontable variedad de productos de este tipo, entre sus componentes más usuales suele encontrarse sustancias como el arseniato de plomo, aceto-arseniato de cobre, sulfato de cobre y caldo de bordelé, entre una variedad de alrededor de 40 sustancias químicas que, según datos de la Organización Mundial de la Salud, puede generar graves consecuencias en la salud humana como la generación de cáncer, infecciones en la piel y deformidades en recién nacidos. Los restos de químicos pueden ser ingeridos de manera directa durante su aplicación o por medio de residuos en los alimentos que consumimos.

Datos preocupantes en Bolivia

Según datos ofrecidos por el Instituto Nacional de Estadística (INE), el uso de agroquímicos en nuestro país ha aumentado casi un 500 % en los últimos dos años (fuente Periódico Los Tiempos), incrementando también, por ende, sus consecuencias negativas.

Un informe realizado por el periódico Los Tiempos el año 2017, indica que los departamentos que realizan un uso mayor de agroquímicos en plantaciones de cereales, frutas, verduras y otras cosechas son Santa Cruz de La Sierra, seguido por Cochabamba y Tarija, los cuales corresponden también a los tres departamentos que presentan los índices más altos de contaminación de agua por causa de restos provenientes de estas sustancias.

La venta libre y la falta de control tanto en la comercialización como en la aplicación de estos productos aumentan notablemente esta problemática, ya que facilita su obtención e incrementa los riesgos que estos pueden ocasionar, al no existir políticas de prevención o de educación sobre su uso, por lo que suele manipulárselas sin ningún tipo de recaudo o prevención, ya sea en los recursos naturales, alimentos o en la propia salud. Según especialistas, las consecuencias que se pudieron observar en las personas que hacen uso cotidiano de los químicos se pudo constatar problemas de fertilidad, daños en la piel, problemas oculares y diferentes tipos y grados de cáncer.

Posibles soluciones.

Nuestro país, sobre todo regiones como el Trópico cochabambino o Santa Cruz, son grandes productores de productos agrícolas, principalmente de frutas, verduras y hortalizas, que nosotros consumimos a diarios sin conocer cuales son las medidas de control que se les haya aplicado a los alimentos que consumimos, por lo que es probable que, sin saberlo, ingresemos restos de productos químicos en nuestro organismo, ya sea por aplicación directa sobre la cosecha o por el contacto con agua contaminada durante el riego. Pero… ¿Qué podemos hacer para mitigar la ingesta de agroquímicos ?

Entre las principales armas con las que podemos combatir este potencial riesgo a la salud, se destaca la utilización del Agua Ozonizada para lavado de frutas y verduras. Como ya vimos anteriormente en el artículo sobre las características del tratamiento de agua para consumo mediante el proceso de oxidación, el Ozono presenta características únicas e insuperables en la eliminación de microrganismos y restos químicos que puedan presentar daños en nuestra salud, gracias a sus altos niveles de oxidación y sin dejar ningún tipo de residuos. Estás características es lo que resalta a la ozonificación por sobre el cloro u otros biocidas, convirtiéndolo en el desinfectante ideal para el lavado de frutas y verduras.

Ventajas del tratamiento de ozono del agua de lavado

  • Destrucción de algas y control de su desarrollo.
  • Eliminación de colorantes.
  • Eliminación de compuestos nitrogenados.
  • Eliminación de metales disueltos.
  • Eliminación de hierro y manganeso.
  • Eliminación de color, sabor, y olores desagradables.
  • Eliminación de detergentes.
  • Mejor sabor y apariencia.
  • Mayor vida sin deterioro del producto.
  • Menores requerimientos de agua y reciclado del agua.
  • Mejoras en las etapas de floculación.
  • Oxidación y eliminación de fenoles.
  • Oxidación de pesticidas.
  • Reducir los plaguicidas y otros residuos químicos en los alimentos.

En Aquakit Bolivia trabajamos siempre para ofrecerle la mejor opción en el tratamiento del agua que consume y es por ello que confiamos en el poder del Ozono como una solución sustentable para que usted y su a su familia tenga la seguridad de que está consumiendo agua pura y libre de cualquier riesgo a su salud.

Si desea conocer más acerca de las cualidades del Ozono o sobre los productos que tenemos para ofrecerle, le invitamos a visitar el artículo referido a esta temática haciendo click aquí, o a comunicarse con nosotros mediante nuestra página de Facebook o a través de nuestros contactos. No olvide mantenerse al tanto para más artículos y dejarnos su comentarios, dudas y sugerencias

Continue Reading Share

Aceite de cocina usado: Efectos y posibles soluciones.

Todo el tiempo escuchamos consejos sobre la importancia de alimentarse de manera saludable y evitar la comida frita, pero siendo sinceros ¿Quién puede resistirse a un buen plato de pollo a la broaster acompañado por unas deliciosas papas fritas? Diariamente miles de personas en nuestro departamento consumen frituras, ya sea en sus hogares, restaurantes y […]

Todo el tiempo escuchamos consejos sobre la importancia de alimentarse de manera saludable y evitar la comida frita, pero siendo sinceros ¿Quién puede resistirse a un buen plato de pollo a la broaster acompañado por unas deliciosas papas fritas? Diariamente miles de personas en nuestro departamento consumen frituras, ya sea en sus hogares, restaurantes y carritos de comida, pero ¿alguna vez se ha puesto a pensar a donde van a parar los cientos y cientos de litros de aceite que se utilizan para prepararlas?

Estudios han demostrado que solo 1 litro de aceite vegetal desechado puede contaminar hasta mil litros de agua solo con el contacto, y solo en Cochabamba se desechan 5200 metros cúbicos  de aceite anualmente, que contaminan los distintos ríos y lagunas. En el siguiente artículo, usted aprenderá a deshacerse del aceite usado en sus cocinas de manera responsable evitando así sus graves consecuencias para el medio ambiente.

¿Cómo y dónde desechar el aceite usado?

Según datos ofrecidos por la OMS, el aceite de cocina empleado para preparar alimentos que superen los 180° de cocción, debe ser utilizado una sola vez y luego ser desechado, ya que a esta temperatura el aceite se quema y resulta altamente perjudicial para la salud, sin embargo, son muy pocos los puestos de comida que cumplen esta regla, utilizando muchas veces la misma carga de aceite en toda una jornada laboral. Sin embargo, tanto estos  pequeños puestos como los grandes restaurantes que si cumplen la norma y amas de casa tienen que desechar el aceite utilizado en algún momento y es entonces cuando surge la pregunta ¿Cómo hacerlo sin dañar el medio ambiente?

Una de las principales vías de desecho de aceite de cocina que suelen utilizar, sobre todo a nivel residencial, son cañerías y alcantarillados. Gran parte del aceite que entra en contacto con ríos y lagos, contaminándolos, llegan proveniente de inodoros y lavabos, siendo estas las formas más fácil de deshacerse de este material, lo cual puede causar, además del grave impacto ambiental, tapado de cañerías y tuberías ya que el aceite desechado se pega a las paredes de las mismas, reduciendo su diámetro e imposibilitando el curso libre del líquido elemento.

Para evitar estas consecuencias, la Alcaldía de Cochabamba, en colaboración con la Secretaría de Desarrollo Humano y la Empresa Municipal de Servicios de Aseo (EMSA), han elaborado un proyecto de recolección y acopio de aceite usado. Este proyecto consta en la instalación de diferentes centros de acopio de este material contaminante. El primer centro de acopio que ya se encuentra en funcionamiento desde el año pasado, está ubicado en la Comuna Adela Zamudio, más precisamente en la Avenida Uyuni, entre Potosi y Puente Recoleta y funciona todos los días, incluyendo fines de semana, en horarios de oficina. Este centro recibe además de aceite, residuos electrónicos, otro material altamente contaminante.

Otra opción propuesta por los responsables del proyecto consiste en la recolección a través de los carros basureros, para de este modo evitar tener que aproximarse personalmente hasta el centro. Para esto se recomienda entregar el material en envases desechables a los responsables del carro basurero, separada y diferenciada del resto de los residuos.

Para el caso de los grandes restaurantes y puestos de comida, el proyecto busca promover una campaña de recolección responsable de aceite usado, en el que se busca que los grandes restaurantes y cadenas de comida rápida que desechan diariamente cantidades industriales de aceite, la reúnan en recipientes desechables (botellas, bidones, envases de vidrio) que serán recolectados por los encargados de los centros de acopio.

El aceite recolectado y depositado será trasportado y manipulado de manera responsable y con los cuidados necesarios para su reutilización y fabricación de nuevos productos. En Cochabamba, por ejemplo, empresas como Richter SRL que trabajan en la fabricación de jabones de uso casero fabricados a partir de aceite usado, quemado y en descomposición. Por su parte, otras empresas como Greenside se encargan de la recolección y almacenamiento de este residuo para su posterior exportación a Europa, donde se le realiza el debido tratamiento para la fabricación de biodiesel.

Para obtener mayor información al respecto sobre cómo y dónde depositar el aceite que ya no le sirva, lo invitamos a contactarse con los siguientes números de teléfono:

En caso de no poder aproximarse personalmente a los centros de acopio, las empresas mencionadas ofrecen servicio de recolección del material a domicilio, ya sea en su hogar o puesto de comidas.

Para mantenerse informado sobre cuidado del medio ambiente y demás consejos sobre el manejo responsable de residuos de todo tipo, no olvide darle me gusta a nuestra Fan Page y dejarnos sus comentarios y sugerencias.

Continue Reading Share